Locales VOLVER

Detrás del dolor una gran reflexión para concientizar

Por Nicole Rodriguez tras la perdida de sus mascotas rescatadas

28 de julio de 2020 15:07

Ellas son Skal y Akira, una gatita y una perrita. A la primera la encontré a la salida de un boliche, íbamos caminando y empezamos a escuchar unos gritos de gatito, por ese motivo miramos a todos lados y en el piso estaba ella, se arrastraba hacia nosotros y gritaba con todas las fuerzas. Sus patitas de atrás estaban paralíticas, el cuerpito se lastimaba con el asfalto de piedra. No dude en traerla a mi casa, yo quería ayudarla, la lleve al veterinario, estuve con ella todo el tiempo, lamentablemente no aguanto, era muy frágil y chiquita, pero les aseguro que me dio e intente darle los mejores días, aunque para ella no fueron muchos.

Akira es la perrita más amorosa e hincha bolas que conocí, un amor con cuatro patas. Cuando la adopte tenia muchos problemas, y a causa de eso fue desarrollando otros como raquitismo, tiroides, y demás. Todos los días tenia que darle muchos suplementos de vitaminas para que pueda crecer bien y superar sus problemas. Hace unos días se enfermó y su cuerpo no pudo soportarlo.

Ambas tienen algo en común; fueron abandonadas, tiradas en lugares en los que ningún animal debería estar.

A veces leo personas que maltratan animales, los abandonan por sus enfermedades o porque simplemente no pueden tenerlo pero tampoco buscan a alguien que si pueda.
Ellas, como muchos otros animalitos, tuvieron esa vida por seres humanos que decidieron que eran objetos, cosas desechables, que nunca se preocuparon, quizás por que las vieron enfermas, por que no les gustan los animales o porque simplemente son unos hijos de re mil mal nacidos que no merecen algo mas lejano a una muerte lenta y dolorosa.

El punto es que todo animal merece vivir, que alguien se preocupe por su salud, alimentación, abrigo y amor incondicional, ellos valen más que mil personas juntas. Sufren por la sociedad de mierda en la que viven, por eso si tienen la oportunidad adopten, cuiden y den amor, porque independientemente del tiempo en que ellos estén con nosotros, cada segundo vale la pena cuando están cerca.

Hasta siempre mis grandes amores.

Nicole Rodriguez

Comparte tu opinión | Dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.