Editorial VOLVER

Ante la concentración con espíritu político en la plaza los vecinos se preguntan por la ordenanza sancionatoria vigente

17 de agosto de 2020 20:01

Hace unos pocos días en Saladillo el ejecutivo municipal elevó una ordenanza sancionatoria para quienes no cumplan con las medidas decretadas por los estados municipal, provincial y nacional contra el Covid-19.

El argumento principal de la misma que además fue votada por ambos bloques es la prevención de los contagios de Coronavirus en medio de este contexto.

También se dijo desde el departamento legal municipal que es una respuesta a los reclamos de los vecinos que vienen cumpliendo con las normas haciendo hincapié en que no es lo mismo acatar una disposición o protocolo que no hacerlo.

Una de las acciones que más resaltó fue la clausura y multa a un Hotel por realizar una merienda temática más allá de que en el lugar se cumplía con el protocolo.

Por esta y más razones grande fue la sorpresa e indignación de muchos vecinos al tomar conocimiento que en la tarde del lunes 17 de Agosto un grupo de manifestantes con un gran espíritu político opositor al gobierno nacional de turno marcharon en sus vehículos hacia la plaza principal donde se concentraron a cantar el himno.

Más allá de toda ideología lo que causó indignación fue que no hubo sanciones y que ningún funcionario se atrevió a mencionar la violación a la ordenanza recientemente aprobada y a sancionar.

A solo 50 km en General Alvear se manifestaron alrededor de 10 personas y la policía local se hizo presente en el lugar intentando la desconcentración. En Saladillo nada de esto sucedió.

Tras los hechos las redes estallaron con comentarios de repudio:

"Estos son los mismos que permiten que sus hijos hagan fiestas clandestinas" dice Marian

"Y así estamos en plena pandemia aumentar el odio entre los argentinos grieta y más grieta" dice Adriana.

"Me parece que algunos tienen empresas y tienen personal subsidiado por el Estado !! Quizás hayan renunciado a tal beneficio????" expresa Claudio

"Pasaban en rojo sin respetar a los que tenían que pasar" dice Enrique

"Imagino que ya están labrando actas en la plaza ... o la ordenanza era papelitos para la gilada?" manifiesta Alicia y agrega: " A los amigos del poder no se los sanciona"

Y así se pueden leer en las redes cientos de expresiones de repudio. No es para menos ya que Saladillo es la ciudad donde todos los días pasa un automóvil con parlante para recordar a los vecinos que hay que cuidarse pero más que nada donde se elevó una ordenanza para sancionar a quienes no cumplan argumentando que la Justicia Federal actúa de forma mucho más lenta.

En medio de todo esto hay muchos abuelos que no ven a sus nietos, padres que no ven a sus hijos, personal policial que cada día le pone el pecho a la Pandemia y se contagia y ni hablar del personal de Salud que termina el día agotado. La indignación tiene dos aristas por un lado los que marchan por una "libertad" con olor a oposición y por otro la incoherencia y el no uso de la misma vara que lleva al no cumplimiento de las normas propias.


Comparte tu opinión | Dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.