Nacionales VOLVER

Capital Federal | Largas filas de jovenes que quieren hisoparse

CABA | Miles de posibles infectados se acercaron a los nosocomios para ser testeados. "La atención está desbordada", dijo uno de los enfermeros del Hospital Durand

7 de abril de 2021 10:12

Tras los feriados de Semana Santa se registraron largas filas en las Unidades Febriles de Urgencias (UFU). Estos sectores, instalados desde el año pasado en los hospitales públicos de la ciudad de Buenos Aires, recibieron a miles de personas con síntomas de COVID-19 durante las últimas 72 horas.

El caso del Hospital General de Agudos Carlos G. Durand es emblemático para entender lo que está aconteciendo -principalmente- en todos los centros sanitarios del Área Metropolitana de Buenos Aires. En la UFU del Durand, ubicado en el barrio porteño de Caballito, desfilaron por sus inmediaciones un sinfín de personas que buscaban (y buscan) ser testeadas.

Fueron los propios enfermeros del Durand quienes difundieron imágenes de la fila de personas que comenzaba por la calle Eleodoro Lobos, donde se encuentra la entrada de la unidad febril, y continuaba por Avenida Díaz Vélez.


Ayer por la noche la situación era similar. Héctor Ortiz, enfermero del Durand, explicaba: "Tenemos una cola de 200 metros. 200 pacientes con síntomas. Quedaron sin atender 30 pacientes y se ha cerrado la puerta porque adentro la atención está desbordada. Necesitamos que agreguen personal porque sabemos que mañana también va a ser un desborde".

"La circulación del virus empezó la semana pasada. Entendemos que la apertura de las escuelas generó vectores en los chicos, que van acompañados por los adultos. Estamos con problemas, hoy tenemos una terapia de 16 camas. Y una terapia en reparación porque le falta agua y el sistema eléctrico. Pedimos con urgencia que se resuelvan estas cosas", contó Ortiz en diálogo con el canal C5N, mientras las personas aguardaban con fiebre, dolor de cabeza y tos.

Y agregó: "Lo que está pasando es horrible. La terapia que cuenta con 16 camas, tiene 15 porque las enfermeras están desbordadas. Las salas están creciendo con pacientes con COVID y en la UFU quedaron 30 personas sin atender".

En el Hospital General de Niños Pedro de Elizalde, del barrio de Constitución, en donde la UFU fue instalada sobre la avenida Montes de Oca, el escenario era el mismo: filas de decenas de personas que aguardaban, barbijo mediante, ser hisopadas.

Comparte tu opinión | Dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.