Notas de opinión VOLVER

"Antes apuntaban a los cuerpos, ahora apuntan a la memoria" Por Carlos Antonio Gorosito

26 de marzo de 2024 00:49

"No es posible que hoy haya que volver a explicar nuevamente lo que la Justicia ya probó con una gran cantidad de sentencias a partir del histórico Juicio a las Juntas de 1985 impulsado por el Presidente doctor Raúl Alfonsín. Como decían Hamlet Lima Quintana y Armando Tejada Gómez: "Antes apuntaban a los cuerpos, ahora apuntan a la memoria", expresó Carlos Antonio Gorosito.

"Hamlet Lima Quintana nació en Morón, pero el prefería decir que era de Saladillo, porque en nuestro distrito (zona rural) pasó gran parte de su infancia. Lima Quintana decía que el poeta tiene que tener un compromiso cultural, consigo mismo y con su pueblo. En un reportaje que le efectuaron en 1995 Lima Quintana expresó: "Los pueblos cambian en forma distinta, adaptan -si es que adoptan primero- esos cambios a su idiosincrasia y a su forma de vivir, de ser, de pensar y de luchar. Generalmente, los pueblos en esta circunstancia de la humanidad -y, especialmente, en este país- están sometidos por un sector de dirigencia. Lo que cambia es la forma, pero el dominio sigue siendo el mismo. Con Tejada Gómez siempre decíamos: "Antes apuntaban a los cuerpos, ahora apuntan a la memoria". El dominio actual es apuntar a la memoria porque implica cortar con las raíces. Un pueblo que pierde la memoria-sobre todo la memoria popular- está totalmente dominado.

Hoy se cumplen 48 años del Golpe Cívico-Militar de 24 de marzo de 1976. Quienes nacieron en 1976 hoy tienen la edad del aniversario del golpe, por lo tanto no conocieron la dictadura y sus consecuencia políticas, humanas, económicas, sociales, culturales etc, y mucho menos la lucha por recuperar la Democracia. Las generaciones subsiguientes tampoco. Hay mucha juventud que está fuera del sistema formal del trabajo, del sistema educativo e incluso fuera del sistema mismo. Además durante los 40 años de la recuperación de la Democracia no hemos podido dar respuesta los argentinos a muchos de nuestros problemas estructurales. Lo que ha contribuido a que cale hondo no solo en la juventud sino en muchos sectores de la sociedad el discurso negacionista de lo ocurrido durante el proceso dictatorial. Entonces cobra importancia lo que Lima Quintana decía con Tejada Gómez: "Antes apuntaban a los cuerpos, ahora apuntan a la memoria".

Muchos hemos vivido las consecuencias del Proceso. Otras gracias a que hubo y todavía hay quienes pretenden mantener viva la MEMORIA conocen lo que ha pasado y harán, haremos todo lo posible para que ese pasado no vuelva. No es posible que hoy haya que volver a explicar nuevamente lo que la Justicia ya probo ya probó con una gran cantidad de sentencias a partir del histórico Juicio a las Juntas de 1985 impulsado por el Presidente doctor Raúl Alfonsín. En 1983 los candidatos con más posibilidades de ganar de las elecciones eran el doctor Ítalo Luder del peronismo quién había anunciado que de ganar convalidaría la "ley de autoamnistía", sancionada por los dictadores en su propio beneficio y el doctor Raúl Alfonsín, que fue quien sintetizó las esperanzas del pueblo Argentino y quien finalmente ganó las elecciones.

El doctor Alfonsín había prometido enjuiciar a los violadores de los derechos humanos. El 13 de diciembre de 1983 Alfonsín, ya como presidente, dictó dos decretos: el Decreto 157/83 ordenando perseguir penalmente a cinco dirigentes de Montoneros (Firmenich, Vaca Narvaja, Galimberti, Perdía y Pardo), un miembro del Partido Peronista Auténtico vinculado a Montoneros (el ex gobernador Obregón Cano) y la cabeza del Ejército Revolucionario del Pueblo (Gorriarán Merlo); y el Decreto 158/83 ordenando someter a juicio a nueve de los diez miembros de las tres primeras juntas militares. Hecho inédito en el mundo. Nunca había ocurrido nada igual, que un gobierno surgido de la voluntad popular juzgara en el marco de la ley a los violadores de los derechos humanos. Solo se podía animar alguien del coraje cívico, la estatura moral y la dimensión de estadista como la de Raúl Alfonsín. El 24 de marzo de 1976 nos lleva a la memoria de los desaparecidos, a las persecuciones, a la violación de los derechos humanos, a la violencia ejercida desde el Estado, al terrorismo estatal en respuesta terrorismo de las organizaciones guerrilleras. Ya se escuchó en la voz de ese gran Fiscal que tuvo la República y fue Julio César Strassera la contundente sentencia: "NUNCA MÁS". Nunca Más entonces al Terrorismo de Estado en Argentina. Marina Franco investigadora del CONICET ha escrito:

"Desde 1983 el "pacto del Nunca Más" fue reafirmado como símbolo fundacional de la democracia, la legalidad, la no violencia y los derechos humanos. Los cuestionamientos al pacto comenzaron tempranamente, en 1986, con los levantamientos militares y continuaron desde entonces, hasta llegar a un presente en el que los ataques se dirigen directamente a la Democracia como principio ordenador de la vida política."

Hoy como nunca debemos reafirmar nuestra convicción de que la Democracia es el mejor sistema que existe en la faz de la Tierra. Sus imperfecciones son nuestras imperfecciones, sus debilidades son nuestras debilidades, sus carencias son nuestras carencias. Los argentinos, hoy, debemos mirar hacia el futuro, en este presente acechado por la intolerancia y donde muchos reivindican a los dictadores y sus prácticas inhumanas. Hoy como siempre debemos apelar a nuestra MEMORIA para que hechos como los ocurridos a partir del 24 de marzo de 1976 y hasta la recuperación de la Democracia no ocurran NUNCA MÁS en nuestro país. Hoy debemos imaginar y construir la Argentina del Futuro. Su construcción debe empezar hoy, no admite dilaciones de ninguna naturaleza. Pero ¿cuál es la Argentina que queremos? Sin duda una Argentina en desarrollo y en crecimiento, sin corrupción, con justicia social, con salud, educación, paz, pan y trabajo para todos, donde no haya excluidos, donde no haya hijos y entenados. La Argentina que soñaron los Padres Fundadores. Podemos y debemos hacerlo, buscando coincidencias básicas y respetando nuestras diversidades. Mantener la MEMORIA debe indudablemente ser una POLÍTICA DE ESTADO".

Carlos Antonio Gorosito - Ex intendente Municipal 1991-2015

Ex Presidente del Comité de la provincia de Buenos Aires de la UCR 2005-2007

Nota: Las fotos de Alfonsín conmigo pertenece al acto realizado el 24 de marzo de 2006 frente a la Escuela de Mecánica dela Armada en conmemoración del 30 aniversario del Golpe. El acto fue organizado por el Comité de la provincia de Buenos Aires que yo presidía. Se juntaron más de 7.000 personas y se cortó Avenida del Libertador. Los oradores fuimos Alfonsín y yo.

Comparte tu opinión | Dejanos un comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.